miércoles, 4 de mayo de 2016

TERREMOTO! No es un simulacro

Ayer hubo un "pequeeeeño" temblor a las 14:00 en mi ciudad que ni llegó a los 4 puntos en la escala Richter, nos pilló en clase y he de decir que nos merecemos un premio, todos nos metimos debajo de las mesas y luego salimos ordenados a las pistas de fuera y nos agrupamos por cursos. Ni en los simulacros.

Aunque la verdad es que aunque todo parezca ordenado, estábamos todos llorando desde el segundo uno, yo la primera.
Mi ciudad, por si no lo he contado es una zona de mucha actividad sísmica. En parte después de las noticias del terremoto de Japón y de Ecuador, ya se había hablado mucho de que algo iba a llegarnos, igual que en ocasiones anteriores...
 Hemos vivido ya varios desastres, vale que en comparación con Chile o Japón no sean nada, pero os aseguro que el miedo profundo que yo he pasado cada vez que se ha dado el caso (solo dos) ha sido lo más horrible que se puede sentir, esa incertidumbre de no saber y ese miedo, la preocupación...

Resumido, que en cuanto se ha empezado ha oír el ruido nos hemos mirado todos con unas caras
porque además están de obras cerca, por lo que a veces se oye alguna cosa o se siente a lo, pero esto ya era demasiado largo y fuerte como para ser de una obra.

De repente el profesor de Geografía nos grita "TODOS DEBAJO DE LAS MESAAS"  y nosotros en 2 milésimas de segundo nos metemos debajo de las mesas, incluso una chica de mi clase que mide 2 metros y en los simulacros no cabía debajo de las mesas se ha metido sin problema.

Nos preparamos para salir corriendo, yo cojo el móvil, porque vale que me pitaban los oídos, que estuviera llorando como una magdalena y que me temblaran tanto las piernas que me  cayera dos veces bajando las escaleras, pero no podía irme sin la carpeta y el móvil.

Una cosa que me molestó es que el chico que comenté en una entrada que confesó que estaba enamorado de mí, no me preguntara cómo estaba, es cierto que me ayudó a levantarme y no se separó de mi hasta que salimos, pero es que no me preguntó, yo me dí cuenta de que me miraba sí, pero no se si se piensa que tengo que leerle la mente, que le costaba preguntar?

Bueno, una vez en el patio, después de llamar a mi padre y de que me llamara TODA mi familia y asegurarme de que mis amigos estaban bien, nos relajamos tras el SUSTO inicial y nos fuimos un poooco  más tranquilos a nuestras casas, aunque eso sí mirando hacia arriba no fuera a ser que se nos cayera algo a la cabeza.

Supongo que ya me estoy haciendo a la situación y cada vez ten más resistencia por así decirlo, hace dos años, después de un susto así hubiera estado toda la noche sin pegar ojo, pero creo que ya me estoy acostumbrando y aceptando que la zona en la que vivo es así y no hay más remedio, lo que quiere decir, que solo 1 día después el pequeño movimiento es tan solo un recuerdo por el que ya nadie se preocupa, aunque eso sí, a servido para sacar de nuevo el tema de terremoto de 2011(También en Mayo QUE CASUALIDAD)... que siempre acaba saliendo en las conversaciones.


Ya hemos aprendido a mantener la calma, pero de verdad que la mayoría de la gente yo me incluyo no sabe y no pueden ni llegar  a imaginar lo que es vivir una catástrofe como por ejemplo la que asola Ecuador estos días y de la que os aseguro que tardarán años y años en recuperarse, eso en lo material y en lo psicológico, nunca se podrán olvidar de cada segundo de cada minuto de ese día ni de los siguientes.
Es necesario que entendamos que son situaciones límite, un terremoto no se puede prever, llega de sorpresa sin avisar, dejado una sensación de IMPOTENCIA enorme y horrible, además de daños irreparables

SOLIDARIZAROS CON LUGARES QUE SUFREN ESTOS EFECTOS!!!